Somos energía que no se crea ni se destruye, sólo se transforma

Antoine de Lavoisier

De la misma forma que la energía se transforma y crea la materia, nuestro organismo también lo hace, materializando en nuestro cuerpo físico nuestros pensamientos y emociones.

¿Cuál es la relación entre el Yoga y la Ansiedad?

Mientras el Yoga es energía en movimiento, la ansiedad genera bloqueo, impidiendo que nuestra energía fluya y llegue correctamente a las distintas partes de nuestro organismo para que éste funcione.

Cuando padecemos ansiedad -ya sea puntual o generalizada-, nuestro cuerpo se encuentra en un estado de parálisis, imaginando futuras amenazas y contribuyendo involuntariamente al bloqueo de dicha energía. En ese momento, nos sentimos inseguros, inquietos, nerviosos, preocupados y dejamos de vivir en el momento presente -real- alimentando nuestro pensamiento futuro -irreal-.  

¿Por qué el Yoga disminuye la ansiedad?

Gracias a la práctica de yoga nos hacemos conscientes de nuestra respiración -que es la única función fisiológica de nuestro organismo que podemos controlar- y eso nos lleva a estar presentes, a habitar nuestro cuerpo y sus sensaciones, a sentirnos seguros y a bajar la energía de nuestra mente al cuerpo, contribuyendo al cese de nuestro ruido mental.

Cada vez son mas los estudios que nos hablan de la infinidad de beneficios que tiene el yoga para calmar la ansiedad en nuestro día a día. Y es que, al practicar, aprendes a respirar de forma correcta -consciente y profunda- y a prestar atención a tus sensaciones físicas, mentales y emocionales en las diferentes posturas, que hacen que tu mente se concentre en el “ahora” disminuyendo poco a poco el estado de alerta de tu cuerpo y creando un ambiente de relajación tanto físico como mental.

¿Por qué nos sentimos relajados cuando practicamos yoga?

Cuando practicamos yoga generalmente nos sentimos relajados porque movemos nuestra energía vitalprana-, desbloqueamos emociones y accedemos a partes de nuestro inconsciente que nos permiten alejarnos de nuestra mente dualista y observarnos como parte de un todo, donde no hay separación entre lo “bueno” y lo “malo”.

Gracias a la combinación de las posturas, la respiración y la meditación, desbloqueamos los meridianos energéticos o centros de energía –Chakras– que son los encargados de conectar nuestro cuerpo físico y nuestra mente, facilitando la entrada de nuestra consciencia a lugares donde no somos capaces de acceder cuando utilizamos el piloto automático.

Si cambiamos la energía de nuestro cuerpo, cambian nuestras emociones y, como consecuencia, el estado de nuestra mente se transforma.

Marta Quintela

Muchas veces, cuando intentamos controlar todo, nos peleamos con nuestros pensamientos o emociones porque no nos gustan o nos parecen los adecuados para el momento. Queremos cambiarlos, salir de ellos cuanto antes y hacerlo a partir de la mente. Pero la mente sólo puede crear pensamientos en relación al estado físico y emocional en el que se encuentra.

Por eso, si nos encontramos tristes, ansiosos, agobiados o cansados, lo primero es partir de ese estado y aceptar la sensación correspondiente, para luego movilizarnos hacia su equilibrio opuesto.

Pongamos un ejemplo, ¿Te han dicho alguna vez «Cálmate» cuando estas enojado… y lo has logrado? Nuestro organismo necesita liberarse para transformarse, soltar para hacer espacio y mover la energía que hay el él (con el movimiento, con la respiración y con la atención plena).

¿Qué es el Mindfulyoga y para qué sirve?

Mindfulyoga es un Yoga consciente, atento.

Combina la práctica meditativa del Mindfulness -atención plena en el momento presente- con la práctica física y energética del yoga -respiración consciente en movimiento-.

¿Cuál es el origen del Mindfulyoga?

A día de hoy, no he encontrado todavía un origen propio del término “Mindful Yoga”.

Tras varias investigaciones en búsqueda de esta combinación del Yoga y el Mindfulness, he leído algunas reseñas de Jon Kabat-Zinn, creador y difusor en 1979 del Programa de Reducción del Estrés basado en el Mindfulness.

La práctica atenta del yoga nos permite expandir y profundizar nuestra sensación de lo que significa habitar el cuerpo y desarrollar una sensación más rica y matizada del cuerpo vivido en el momento presente.

Jon Kabat-Zinn

¿Para qué sirve el Mindfulyoga?

El Mindfulyoga sirve para ayudarnos a centrar nuestra atención en el aquí y el ahora, aumentando nuestros niveles de calma y bienestar y favoreciendo la reparación de nuestro organismo.

¿Cómo funciona el Mindfulyoga?

Para poder entender el Mindfulyoga y su funcionamiento, empezaremos por la palabra de donde procede: Mindfulness, que es la traducción al inglés de Sati, que en Pali -la lengua que hablaba Buda hace dos mil quinientos años- significa ‘prestar atención para ver las cosas tal como son’.

La práctica de Mindfulness nos hace darnos cuenta de hasta qué punto nuestras proyecciones mentales están alterando nuestra percepción de lo que es real y, como consecuencia, nuestro cuerpo físico, a través de la somatización del pensamiento.

El Mindfulyoga, de la misma forma que el Mindfulness, nos invita a prestar atención al aquí y al ahora desde la actitud curiosa de un científico u observador que observa lo que ocurre -dentro y fuera- sin juicio ni crítica.

¿Por qué el Mindfulyoga puede ayudar a curar la ansiedad?

Cuando combinamos la técnica del Mindfulness con la disciplina del Yoga, utilizamos nuestra propia fuente de vida -la respiración- y nuestra energía en movimiento -emociones- para traer la atención a lo que es real, al momento presente, al espacio donde todo está bien. Al hacer ese entrenamiento de la atención, nuestra mente dualista -que es la encargada de separarnos del momento presente- se aquieta y, aunque sigan surgiendo pensamientos, éstos pasan sin que nuestra atención quede apresada y envuelta en ellos. Los vemos pasar, pero ya no nos atrapan.

A medida que nuestra mente se aquieta y nuestro sistema simpático se calma, nuestro sistema nervioso parasimpático se activa, favoreciendo la reparación física y psicológica del organismo, permitiéndonos experimentar una mayor sensación de calma física, mental y espiritual.

¿Cómo practicar Minfulyoga?

Como cualquier práctica contemplativa, el Mindfulyoga debemos practicarlo con humildad, con gratitud y con conciencia, utilizándolo como herramienta para volver a nuestro equilibrio y favorecer el funcionamiento de nuestro sistema inmunológico.

¿Cuáles son las herramientas que te proporciona el Mindfulyoga?


-Presencia

Cultivar la mirada de testigo u observador sin identificarnos con la realidad dualista: `Yo no soy mis pensamientos ni mis emociones´.

-Interocepción

Regresar a la materia, practicar el Body-Scan e ir prestando atención a las sensaciones del cuerpo físico para bajar de la mente al cuerpo.

-Gratitud

Sentir y cultivar gratitud por lo que soy hoy. Aquí y ahora. `¿Qué cosas quiero agradecer del día de hoy?´.⠀

-Confianza en ti mismo

Observar y vivir nuestra propia transformación a través de la práctica. Utilizar las posturas como un camino para reemplazar patrones y creencias limitantes por otros que me empoderan.

-Lenguaje interno

Los pensamientos generan emociones y las emociones se transforman en acciones en movimiento. Prestar atención a la narrativa mental y dejarla ir sin alimentarla con más pensamiento, regresando al momento del aquí y el ahora.

Ecuanimidad, aceptación del momento tal y como es

La invitación del mindfulyoga es reconocer que sin importar cuáles sean las circunstancias externas, a través de la respiración, podemos conectar siempre con ese espacio de paz en nuestro interior.

He descubierto que toda la infelicidad del hombre deriva de una sola causa: su incapacidad para mantenerse en quietud en su habitación.

Blaise Pascal

Si te gustó este post o tienes preguntas, déjame tus comentarios en la parte de abajo  ¡Tu feedback es fundamental para seguir compartiendo estas ideas!

Te animo a que pruebes alguna de mis clases disponibles en Youtube y experimentes los beneficios por ti mismo.

*Y si quieres saber más sobre cómo la práctica de MindfulYoga puede ayudarte a transformarte o te interesa iniciar un proceso de coaching personal, no dudes en escribirme para una sesión personalizada (desde cualquier parte del mundo). ¿Más información? Click Aquí

FUENTES

“The body keeps the score: Mind, Brain and body in the Transformation of Trauma” Bessel van der Kolk

“¡Tómate un respiro! Mindfulness” Dr. Mario Alonso Puig

Curso de Yoga para Trauma. Fundación RADIKA

Abrir chat
¡Bienvenido!
Pregunta lo que necesites y te responderemos lo antes posible